Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Creando Mundos [Élite]
Mar Ago 27, 2013 12:41 am por Invitado

» Cherry Atarashi Toshi No Aki +18 [Elite]
Miér Jul 03, 2013 12:32 pm por Invitado

» Jigoku no Yume (elite) re-inagurado
Jue Mayo 30, 2013 3:24 pm por Invitado

» ¿Que le arias al de arriba?
Miér Mayo 08, 2013 8:56 pm por Izayoi Bleed

» Toca lavado. [Libre]
Mar Mayo 07, 2013 4:36 am por Yoko littner

» ¿se te ha perdido algo? [Libre]
Mar Mayo 07, 2013 4:08 am por Yoko littner

» Palabras Encadenadas
Lun Mayo 06, 2013 4:17 am por Audrey Mercier

» Pass-Hug-Kiss-Date-Fuck
Lun Mayo 06, 2013 4:17 am por Audrey Mercier

» Llegando, quiero entrenar un poco más todo lo que sé... [+18]
Jue Mayo 02, 2013 10:28 am por Diva Kamura

 Reformatorio Femenil Crear foro Crear foro
Diciembre 2018
LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31      

Calendario Calendario

Licencia de Creative Commons
Fear Girls Hail está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 3.0 Unported. Cualquier historia, diseño o demas es propiedad de los dueños del foro, cualquier tipo de plagio sera denunciado.

Expediente [Ariri Mitselena]

Ir abajo

Expediente [Ariri Mitselena]

Mensaje por Ariri el Lun Abr 08, 2013 8:45 pm

Nombre:
Ariri Mitselena "la moneda".

Edad:
20

Nacionalidad:
Italia.

Empleos:
/////////////////////

Tipo de Delincuente:
Delincuente mayor.

Delito:
Asesinato en serie, posesión de drogas y sociopatía.

Sexualidad:
Teko.

Descripcion Psicologica:
Ariri tiene la edad de 20 años pero su apariencia es menor por lo menos unos 3 años, es una persona sumamente inteligente, demasiado vanidosa, presumida, altanera y sarcástica, su infancia fue muy dura, llena de riquezas vacías, calificaciones excelentes en la universidad, estudiando psicología y una vida muy pero muy aburrida, le aburrían las reuniones de la alta sociedad, las personas de dinero riendo, las jovenes de su edad que estaban mas preocupadas por cualquier cosa de su fisico o de que objeto caro les hacia falta en su vida, nunca encajó en ese entorno, su vida estaba llena de miseria, siempre se le veía bebiendo ponche en las reuniones observando cada movimiento de cada persona como si las asechara, por dentro quería degollarlos con sus carísimos colguijes de diseñador, y dispararles a muerte en las cacerías de animales deportivas, siempre se los imaginaba ahogándose en su dinero o hirviendo en oro fundido mientras aún seguían vivos, pero por fuera se mezclaba muy bien con la gente, fingía demasiado bien, la veían como la chica desprotegída y delicada que le sonreía tiernamente a todo el mundo y que su vida estaba del todo bien, su fachada de pobre niña delicadita la hacían pasar de incógnito los sucesos que comenzaban a surgir en el barrio rico italiano en el que vivía, el origen de su sociopatía era su aburrimiento mezclado con su enorme inteligencia y su conocimiento amplio en psicología, tenía tanta curiosidad de a donde llegaría la mente humana en decadencia, con solo darles unas palabras "de aliento" orillandolos a una pequeña conversación tierna... y con una pequeña conversación, hacía que las personas cometieran terribles asesinatos y suicidios, siempre estaba ella cerca, pero nadie sospechaba nada, su aburrimiento llegó mas hayá, juntándose con gente mafiosa que vendía drogas, invitaba a otras personas a drogarse como si fuese algo bueno, y como decirle que nó a esa carita tierna que hacia parecer cualquier cosa mala, en algo extremadamente bueno, los drogaba, los hacia sufrir con sus palabras como si fuese una vocecilla en la mente que te taladraba todos los días a todas horas, hasta que notaba que ya no podían mas, los orillaba a asesinar al objeto de su sufrimiento o terminaba haciéndolos que se suicidaran de formas muy imaginativas, Ariri nunca tubo problemas consigo misma a excepción de su sociopatía, era un lobo en piel de cordero, nunca pudo darse cuenta de lo mal que estaba y por un largo tiempo se deciso de la mitad del barrio rico.


Descripción Física:
Ariri tiene 20 años con aspecto de 17, su cabello es largo y rubio con algunas puntas onduladas, su cabello es suave, sedoso y brillante, un largo flequillo que nace de su coronilla tapa su par de cejas delgadas que se montan sobre sus orbes azules y profundos, una mirada que si se ve por un tiempo ahoga las palabras, su nariz es pequeña y sus labios son carnosos y suaves, su dentadura es muy blanca y solo un pequeño diente esta chueco, hace que su sonrisa se vea tierna e infantil, sus orejas son pequeñas y su piel es muy blanca y delicada, al rosarlo se siente como los petalos de las rosas, aterciopelada, su complexión es delgada, su aspecto fisico es muy delicado, sus brazos cortos y sus manos pequeñas y esquicitas, sus pechos medianos, redondos y suaves y su torso ligeramente ejercitado, sus piernas si lucen ejercitadas y sus pies son pequeños, su aspecto en general es muy delicado y al caminar parece que lo hiciera sobre el agua, como un minino, pisa tan delicadamente que sus pasos son casi inaudibles, su voz es muy suave y eso ayuda a su manipulación.

Imagenes
Spoiler:




Historia
Spoiler:
6 meses y 5 muertes por mes.

El día estaba lluvioso, en un diván, frente a una chimenea, una chica rubia leeía un libro de modificación de la conducta de psicología bajo la lampara de lectura que enfocaba sus paginas, miró por unos instantes sus ventanas, estaba aburrida, decidió visitar a un vecino que vivía a 6 residencias de su mansión, se puso de pié, caminó a la puerta, junto a ella había una puerta mas delgada, al abrirla se abrió un gancho con resorte que solo bajaba al abrir la puerta y de ahí descolgó unas botas de hule y un paraguas.

Salió tarareando, la lluvia mojó levemente sus mejillas con ayuda del viendo e inclinó un poco mas el paraguas para cubrirse, caminó y caminó y llegó a la mansión, tocó un radiocomunicador y la invitaron a pasar.-

"pasa Ariri, quizá animes a Pietro, no ha salido de su habitación y nos preocupa que le suseda algo como a los demás, crees que sea un viruz raro o algo asi?!" -

exclamó preocupada su madre, quien se le adelantó a la puerta a la sirvienta, una sonrisa tierna y relajante surgió de los labios de aquella pequeña rubia, bajó su paraguas, se quitó las botas de hule y dejó ver unas pequeñas zapatillas rosas y claras, saludó de beso a la mujer en la mejilla y habló, al hablar se inundó de una paz el corredor de la entrada y suspiró la mujer.-

-no se preocupe, yo hablaré con el, me preocupaba bastante, quizá se anime un poco, ya lo verá-

subió a la habitación del chico y tocó dos veces, el sonido de el seguro de la puerta indicó que ésta estaba siendo abierta, la joven rubia giró la perilla y entró, un chico volvía a sentarse en posición fetal en una mesedora de madera que estaba acomodada hacia la ventana, solo se podían ver las puntas de los arboles y el cielo completamente gris, además de ver los cristales siendo mojados por la pesada lluvia, junto al chico había una mesa con jeringas vacias y usadas y unos pequeños frascos de cristal vacios.-

-Ariri, cierra la puerta...- se escuchó una voz rasposa y grave desde el centro de la habitación. -no quiero que nadie entre-

Aquella chica cerró la puerta con botón y se sentó en un banquillo en el peinador, atravez del espejo veía al chico, el cual la veía con unos ojos grandes, rojos y pelones, expresivos de dolor y sin brillo, la chica se peinó su cabello, giró y comenzó a hablar con ternura.-

-como te has sentido? veo que se terminaron las drogas que te dí- el chico se abrazó las piernas con fuerza - bastante mal - la rubia sonrió y miró al chico como si le fuera a decir unas palabras para luego retirarse.-

-sabes lo que tu mama me comentó abajo?, que ya no sabe que hacer contigo, me da tanta tristeza que ya no se preocupe mas por tí, y tu ya no tienes nada mas que hacer, a tu edad no deberías ser tan infeliz, las drogas hacían que tu vida tenía sentido?, no... las drogas no tienen la culpa, tu tienes la culpa de tu infelicidad, no quisiera que te dieras cuenta de.... ups! -exclamó con susto la joven y el chico bajó las piernas y se enderezó como alcanzando las palabras de la chica - que-que sucede! - la chica se puso de pie y lo miró a los ojos, como clavandole estacas por dentro - no quería decirte pero se me salió, derrepente todos aquí abajo se pusieron tristes hace unos días, como si te hubieran perdido, como si ya te hubieses muerto, parece que perdieron al hijo del que estaban orgullosos y solo mantienen los restos de... pues, tú.

-el chico rompió en llanto, un llanto inaudible e inexpresivo, pero las lagrimas salían de sus ojos a chorros, se puso de pie, caminó a la cama y se dejó caer, hablando boca abajo, Ariri esperó aquellas palabras que siempre le habían gustado.-

-que debo hacer Ariri?... no tengo nada mas que hacer...-

La rubia se puso de pie y se sentó junto a el en su cama y acarició su nuca.-

-deja toda la riqueza atrás, eso jamás te llenó, tus logros, tus calificaciónes, tus mejores momentos tampoco significaron nada, estas aqui, desauciado, en tu cama, crees que de algo sirvió todo?, tan joven y tan triste, tan fuerte por fuera, como debil por dentro, asi como causaste orgullo alguna vez a tus padres, ahora nisiquiera te quieren aqui, supongo que han tocado tu puerta, pidiendote que salgas, que les habras, que vayas con el doctor, porque no aceptan tu condición, tu infelicidad, les preocupa el que dirán, crees que se sienten bien de que en estos momentos estes drogado?, ellos ya no te quieren, les das verguenza y tu vida se llenó de miseria, el amor es egoista, todos queremos ser amados, pero cuando ya no quieres ser amado, no tienes nada por que vivir, termina tu dolor, nadie lo hará por ti... nisiquiera yo, tarde o temprano tampoco estaré aqui, termina tu dolor como fiesta, irás a un mejor lugar, tienes que preparar todo como si fuera un día festivo, es la unica manera de que seas recordado, irte de aqui con imaginación.-

-se puso de pie la joven y salió, dejando al chico atrás recostado en la cama... duró media hora así, inmovil, casi inconciente-

al bajar, la chica explicó que el la corrió de su habitación, y falsamente pero nada notorio comenzó a llorar frente a los padres del joven, tomó sus cosas y se dirigió a su casa.

El joven se puso de pie junto a su cama, tomó su rifle de caza el cual estaba recargado junto a una foto de un chico sonriente, amable y musculoso sosteniendo las astas de un alce y la cargó, amarró el gatillo con un listón, en el techo de su baño, estaba colgada una lampara y pasó el listón sobre y dentró de un eslabon que la sostenía y la amarró a la perilla de la puerta del baño, el cual abría hacia afuera, se sentó en la bañera, tapo el drenaje, abrió las llaves, encintó la escopeta al lavabo y esperó dentro de la bañera, mojandose con todo y ropa.

3 horas despues su padre rompió la puerta del cuarto y tras el su madre -estoy harto! vas a salir de aquí y se acabó, hiciste llorar a Ariri!, ella solo venía a consolarte! donde estas!?- el chico escuchó con su rostro inexpresivo, pero después abrió los ojos de par en par como si saliera de un trance y se dió cuenta de que Ariri tenía la culpa de todo, trató de ponerse en pie rapidamente pero se resvalaba en la bañera -Ariri!, Ariri tiene la culpa! ella mató a todos y trató de hacerme suicidarme, no habran la puerta NO HABRAN LA PUER... *BUM!* -el gatillo del rifle se accióno y a la cabeza del chico le voló la tapa con todo y cerebro, manchando de sangre el suelo, la pared, el agua de la bañera, restos de su cerebro, pequeños trozos de el, flotaban en el agua y uno que otro se hundía, el cuerpo del chico calló inerte dentro del agua enrojeciendola toda por completo su madre se cubrió el rostro anonadada del suceso y su padre gritó negando lo que había provocado.

Ariri volvió a su dibán a leer felizmente al escuchar el sonido casi inaudible del rifle y suspiró, pero horas mas tarde fue perturbada por la policía, la acusaban de asesinato, ya tenían su rastro desde hace muertes atrás pero nadie podía creerlo, que aquella dulce niña tuviera la culpa, comenzó a llorar como niña pequeña y empleó toda su dulzura posible pero ya nadie le creía, los padres del chico exclamaron en su rostro que era como una moneda, la chica de doble cara, siempre con la pinta de dulzura y amabilidad, de delicadeza y de ahí su apodo, "la moneda". fue a prisión por los 31 asesinatos, acusada de sociopatía pues los asesinaba indirectamente con solo sus palabras y por poseer drogas que brindaba a otras personas, así hacía que la quisieran por regalarles drogas y tratarlos bien y con dulzura engatuzante, al llevarla a juicio y sentenciarla gritó como histerica que todos los humanos eran unas masas inmundas, desobligadas y egoístas que solo buscaban el dinero para hacerse sentirse mejor, pero que no dejaban de ser la mierda podrída y hedionda que eran, y terminó de por vida en prisión, sus ojos eran desquiciantes y su aspecto daba miedo, pero al llegar a prisión volvió a ser la chica tierna, dulce y delicada que aparentaba.



Extras:
tiene un tatuaje del rostro de un tigre en la espalda baja y uno de una serpiente al rededor de su tobillo.

Personaje- Lugar de donde proviene:
Sena Kashiwazaki/Boku wa Tomodachi ga Sukunai

"Prisionera de la Maldita Libertad"
avatar
Ariri

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 08/04/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Expediente [Ariri Mitselena]

Mensaje por Gabrielle el Lun Abr 08, 2013 9:09 pm





avatar
Gabrielle

Mensajes : 57
Fecha de inscripción : 30/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.